Secaderos Convectivos

El secado convectivo es el proceso de secado térmico más habitual. Gases provenientes de combustión, aerocalentadores o similar circulan sobre o entre las partículas de producto y evaporan el solvente. El secado convectivo exige grandes caudales de gas de secado, que es el portador de energía y cuyo tratamiento exige una especial atención.

 

A grandes rasgos se distingue entre tres tipos de proceso de secado convectivo:


Corriente paralela: los gases de secado calientes y producto húmedo circulan en la misma dirección en el interior del aparato. Los gases de secado se enfrían en la medida que el producto se calienta. Por eso la corriente paralela se emplea sobre todo con productos termosensibles o inflamables. La ventaja de la corriente paralela es que permite trabajar con gases muy calientes en la entrada sin calentar excesivamente el producto, reduciendo las perdidas en chimenea.


Corriente cruzada: el flujo de gases calientes cruza la capa de producto. Fácil de regular y controlar. Energéticamente eficiente porque la temperatura de vahos puede ser inferior a la final del producto.


Contracorriente: los gases de secado fluyen en sentido contrario al producto. Es el proceso más favorable y eficiente en los aparatos que no están divididos en zonas, pero exige que el producto sea termoresistente. Especialmente indicado para lograr humedades finales muy bajas. Energéticamente eficiente porque la temperatura de vahos puede ser muy inferior a la final de producto. Permite un control muy preciso de las condiciones operativas.

Productos disponibles

INGETECSA. Ingeniería y Técnica del Secado, S.A. · Roger de Flor, 49-51 · 08013 - Barcelona

Telfs.: +34 932 466 544 · +34 932 466 632 · +34 932 465 326

Fax +34 932 462 107 · ingetecsa@ingetecsa.com